Visitantes

6/6/12

Cuando estás en una relación te perdes a vos mismo, dejas de ser vos para comenzar a ser parte de un todo amorfo que no tiene ningúna lógica. Cuando te perdes tanto en otra persona, perdés el eje y el sentido, perdés el equilibrio. Por estar apoyado siempre, te olvidas como caminar por tu cuenta. Es dificil, al menos para mi, encontrar ese punto medio. No tengo grises, no tengo climas templados, no tengo estabilidad. No se decir lo que me pasa, no puedo hacerme entender, no puedo escuchar. Todos los pensamientos negativos que reprimí salen a la luz ahora. Son demasiadas cosas que tengo atoradas, guardadas bajo el cemento. No puedo cambiar, porque no quiero hacerlo. Lo intento, miento, sonrío aunque por dentro me esté muriendo. Nunca cambié realmente, simplemente me mentí a mi misma, como siempre

1 comentario:

  1. Te vendría bien ir al psicólogo. Pensalo!

    ResponderEliminar